Al menos 12 muertos, entre ellos el atacante, y seis heridos en una matanza en una localidad turística de Estados Unidos

El jefe de la Policía de Virginia Beach, James Cervera, dijo en una rueda de prensa que el presunto autor de los disparos, que trabajaba en el lugar, ha muerto.

Una nueva matanza en Estados Unidos. Esta vez, en la localidad turística de Virginia Beach, a 170 kilómetros en línea recta de la capital estadounidense y al lado de Norfolk, la mayor base naval del mundo. El recuento oficial apunta a once muertos en un edificio del Ayuntamiento de la localidad, cuando un empleado de una empresa de servicios públicos entró y abrió fuego a primera hora de la tarde de ayer (noche en Europa). La policía cree que el asesino está muerto, aunque no se sabe si ha caído por la acción de los agentes o si, como sucede en muchas tragedias de esta índole, se ha suicidado.

Video insertado

Editor Ramdas Tambe@ramdastambe8888

police Chief James Cervera says a gunman shot indiscriminately at his co-workers killing 11 people in a municipal building. @reportertoday88

Ver los otros Tweets de Editor Ramdas Tambe

Los detalles de la carnicería son todavía pocos. Lo único que ha sido comunicado por las autoridades es que la persona, que al parecer llevaba mucho tiempo trabajando en la empresa de servicios públicos, fue asesinando indiscriminadamente a personas en varias plantas del edificio. Las razones de su acción no se conocen. En algunos casos, empleados enfurecidos con su superiores o con sus compañeros han llevado a cabo acciones similares.

El jefe de la policía de Virginia Beach, James Cervera, dijo que el autor estaba armado con una pistola del calibre 45, equipada con un dispositivo “supresor de sonido” y con cargadores de munición “extendida” que utilizó para recargar repetidamente durante el ataque.

El supuesto autor de esta nueva masacre, un empleado “desde hace mucho tiempo” y cuya identidad no ha sido aún desvelada, entró al edificio poco después de las 16.00 horas local (20.00 GMT) y empezó a “disparar indiscriminadamente”, explicó Cervera.

Las autoridades hallaron cuerpos en tres pisos diferentes del edificio y en el estacionamiento. Según Cervera, el atacante falleció después de enfrentarse a dos agentes que ingresaron al lugar, informa Efe.

Entre los heridos se encuentra uno de los policías, que salvó su vida gracias al chaleco antibalas. El jefe de la policía de Virginia Beach tampoco informó sobre cuánto duró el tiroteo y pidió comprensión, al indicar que se trata de una “escena enorme”.

“No hay manera de describir un incidente como este”, se lamentó, al confirmar que están recibiendo apoyo del FBI, así como de unidades forenses del Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés) y de la Policía del estado de Virginia.

El Hospital General Sentara de Virginia Beach informó en Twitter de que tres de los heridos están ingresados en sus instalaciones, dos de ellos en estado crítico y otro en buen estado. También informó de que el cuarto herido recibió ya el alta.

El hospital también informó de que uno de los fallecidos murió en sus instalaciones y otro en las del Hospital General Sentara de Norfolk, adonde fue trasladado en helicóptero.

Pese al elevado número de víctimas, el tiroteo de hoy en Virginia Beach no está entre los más mortíferos de la historia de EEUU.

La matanza llega justo en un momento en el que la principal organización de defensa de las tenencia de armas de fuego en EEUU, la Asociación Nacional del Rifle (NRA, por sus siglas en inglés) está al borde del colapso financiero y en medio de un escándalo por presunta apropiación indebida de fondos por parte de su consejero delegado, Wayne LaPierre. Claro que eso no cuestiona la excelente salud de la cultura de las armas en el país. De hecho, a partir de este mes los profesores de instituto de los estados de Texas y Florida están autorizados a llevar legalmente armas a los centros docentes. En abril, Estados Unidos se retiró del Tratado de Comercio de Armas de Naciones Unidas que regula la compraventa de este tipo de artefactos. Las armas de fuego son el arma más letal del mundo, y han causado en las últimas décadas muchos más muertos tanto en tiempo de guerra como de paz que los aviones de combate, o la artillería.

Con 320 millones de habitantes, Estados Unidos apenas supone el 4,5% de la población mundial. Sin embargo, en ese país hay 393 millones de armas, según estimaciones de Naciones Unidas. Eso supone el 39,7% de todas las armas de fuego del mundo, incluyendo las que están en manos de civiles y de Fiuerzas Armadas.

About Administrador "Agencia Red Noticias"

Check Also

46 muertos y mil 650 heridos por protestas en Irak

Las fuerzas de seguridad de Irak abrieron fuego este viernes contra manifestantes que se reunieron por cuarto …